Cuando se trata de penalidades por ofensas de drogas, los castigos en Texas son conocidos por ser algunos de los más duros del país. Dicho esto, si ha sido acusado de una ofensa de drogas en el área de Midland, es extremadamente importante hablar con un abogado de drogas en Midland para discutir los detalles de su caso lo antes posible antes de hacer declaraciones a las autoridades.

En Texas, como es el caso de muchos otros estados, los castigos por ofensas de drogas varían mucho dependiendo de qué droga estuvo involucrada, el contexto en el que se estaba usando o distribuyendo, y la cantidad que se poseía.

La mayoría de las leyes federales y de Texas relacionadas con la posesión y el uso de drogas tienen que ver con la posibilidad de que los abusadores se vuelvan dependientes de ciertas drogas, lo que los lleva a cometer otros delitos para alimentar sus hábitos si no se tratan con prontitud dentro del sistema legal. In English

Clasificaciones de Drogas

Cuando el cliente de un abogado de drogas en Midland es acusado de un crimen relacionado con drogas, las leyes que el individuo es acusado de violar generalmente están vinculadas a la posesión, distribución o tráfico de una sustancia particular programada o controlada.

Estas sustancias, que pueden incluir cocaína, heroína, marihuana, anfetaminas o cualquier otra cantidad de drogas ilegales, se encuentran dentro de una lista o espectro que varía desde el nivel más alto I (uno) hasta el nivel más bajo V (cinco).

Dentro de este rango, las drogas de la Lista I son aquellas que se consideran más adictivas y no tienen un uso médico identificable, mientras que las drogas de la Lista V tienen menos potencial de abuso y tienen algunas propiedades potenciales de restauración de la salud. Debido al riesgo de dependencia y las propiedades no medicinales asociadas con las drogas en el rango más alto de la lista, las infracciones que involucran drogas dentro de esas categorías tienden a ser castigadas más severamente que las de niveles más bajos.

Posesión de Marihuana

En Texas, la posesión de menos de dos onzas de marihuana califica como un delito menor de Clase B que puede castigarse con hasta 180 días en prisión y una multa de hasta $2,000. Al mismo tiempo, un comerciante en posesión de hasta 2,000 libras de marihuana puede ser acusado de un delito grave y enfrentarse a cadena perpetua si es declarado culpable.

Lista I Posesión de Sustancias

En el Código Criminal de Texas, como sustancias de la lista I, el simple hecho de poseer una pequeña porción de cualquiera de estos medicamentos puede resultar en una sentencia mínima de dos años y una multa de $10,000. Dado el hecho de que esta clasificación de una droga tiene la mayor propensión a volverse adicta, la posesión de sustancias de la Lista I en exceso de 400 gramos puede resultar en una sentencia de prisión de por vida.

Posesión de Otras Sustancias Controladas

Además de los medicamentos enumerados anteriormente, que se encuentran en varios rangos de la lista de sustancias controladas, hay un número que cae dentro de otras categorías en este rango, llevando consigo sus propias sanciones individuales. Éstos incluyen:

  • LSD y éxtasis – Drogas de la Lista I
  • Cocaína y metanfetamina – Drogas de la Lista 2
  • Valium, Ritalin y otros medicamentos recetados: medicamentos de la Lista 3 y 4

Posesión con Intención

Cuando se trata del rango de sentencias de cárcel y multas asociadas con los cargos de posesión de drogas mencionados anteriormente, los tiempos de cárcel más largos y las multas más grandes a menudo están vinculados a la cantidad de droga que se posee si la persona está vendiendo la droga, y si uno está fabricando la droga. La duración del castigo y el aumento de las multas también pueden estar relacionados con circunstancias especiales adicionales que rodean la comisión del presunto crimen. Un abogado defensor de casos drogas en Midland puede ayudarlo a comprender sus derechos y las posibles penalidades que podría enfrentar.

Como ejemplo de esto, las sentencias mejoradas se extienden a los condenados por crímenes de drogas que involucran la venta de drogas a menores, o se proporcionan a menores con el propósito de distribución, o aquellos que se venden dentro de cierta proximidad a una escuela.

Como penalización adicional para los fabricantes o distribuidores, si se descubre durante el curso de la investigación que el hogar de una persona se utilizó para fabricar o vender drogas, los agentes de la ley pueden confiscarlo como una confiscación además de otras sanciones descritas anteriormente.

Defensa Contra Cargos por Drogas en Midland

En todo Texas, muchos condados ofrecen programas de tratamiento o desviación de drogas por los cuales los infractores por primera vez pueden evitar el enjuiciamiento a cambio de tomar clases de concientización sobre drogas, participar en el servicio comunitario o cumplir cualquier cantidad de otros requisitos que un juez puede imponer.

Estos tipos de programas actúan como una forma de mantener limpios los antecedentes criminales de una persona, protegiéndola del estigma y las dificultades de por vida asociadas con una condena por drogas. Hablar con un abogado de drogas en Midland sobre los detalles particulares de su caso puede ayudarlo a tomar una decisión más informada sobre cómo avanzar en su situación.